Google+

Turismo del champiñón en La Rioja

Imagen de la sección
El champiñón y las setas son umami, el quinto sabor básico hallado en el jamón serrano o la salsa de soja

Umami: el quinto sabor

5 de Julio de 2014

El mundo fungi nunca deja de sorprendernos. Durante décadas se pensaba que sólo existían cuatro sabores básicos, pero ahora sabemos que las setas contienen el quinto sabor: el umami. 

En 1908, el profesor japonés Kikunae Ikeda identificó un peculiar sabor en la sopa de verduras y tofu que le cocinaba su mujer. Aquella sensación era agradable y excitante al mismo tiempo, distinta a todos los sabores que hasta entonces había percibido.

Ante la sorpresa de Ikeda, la sufriente señora le reveló el secreto que hacía tan sabrosa a aquella sopa: el alga kombu. Ikeda investigó en la Tokio Imperial University, donde impartía bioquímica, hasta descubrir que el elemento que aportaba aquel sabor peculiar al kombu era el glutamato monosódico (MSG). 

                                                                                El glutamato monosódico es una sal del ácido glutámico, uno de los 20 aminoácidos que forman las proteínas, considerado el neurotransmisor excitatorio por excelencia de la corteza cerebral humana. Este potenciador natural del sabor es básico en la síntesis de proteínas y regula el correcto funcionamiento de neuronas, estómago, intestino, páncreas, bazo, riñón, hígado y sistema inmunitario. Ikeda desconocía todo esto, pero supo apreciar su característica más importante: todos los alimentos que contenían glutamato monosódico, al contacto con otros alimentos, incrementaban su sabor y este se percibía más delicioso.

Ikeda había descubierto el quinto sabor básico, al cual bautizó con el nombre de 'umami', sabor sabroso en japonés. Hoy en día sabemos que también lo contienen alimentos ricos en inosina (IMD) y guanosina (GMP).

El umami puede ser definido como "un agradable sabor cárnico que deja cierta sensación que se prolonga durante un buen rato y que cubre toda la lengua e induce a la salivación, haciendo que los alimentos se perciban con mayor intensidad". La lengua, al entrar en contacto con el ácido glutámico, se defiende generando saliva que contrarresta la acidez gracias a su alcalinidad. Este particular fenómeno intensifica el sabor de los alimentos complementarios, potenciando las sensaciones culinarias del plato en cuestión.

El umami está presente de forma natural en muchos alimentos de nuestra gastronomía. El queso Parmesano es el que más glutamato libre contiene, pero no se quedan atrás el resto de lácteos; algunas hortalizas, como el tomate, el espárrago, el guisante o la espinaca; carnes y pescados curados, como el jamón serrano y las anchoas; y otros productos de origen oriental, entre los que cabe destacar el té verde, la salsa de soja o las algas marinas. Dentro de este selecto grupo también encontramos las principales setas cultivables, especialmente la shiitake y el champiñón.

Si combinamos varios ingredientes umami en un mismo plato, la intensidad del sabor resultante será mayor que la suma de ambos ingredientes por separado. Esto explica la eficacia de algunas combinaciones clásicas, como el salmorejo o la pasta con salsa de tomate, parmesano y champiñones. Por si esto fuera poco, lo umami es útil para reducir un 50% la sal de los platos, ya que aumenta la sensación dulce, disminuye el ácido y contrarresta y ensalza el salado. ¡La próxima vez que comáis champiñones ya podéis afirmar que están umami!

Cabecera: umami, el quinto sabor básico (stylelovely.com).

Imagen 1: shiitake, la más umami de las setas (realsimple.com).

Imagen 2: ¿qué alimentos son umami? (glutamate.org).

Compartir: 

Comentarios

Gali
El Ajinomoto lo usan los chinos hasta en la sopa, yo lo he probado y se nota. Aunque nos sabía que estos alimentos lo contenían...
Lola
Yo siempre preparo las alcachofas con unas virutas de jamón serrano, sustituyo la sal sin perder sabor. Gracias por el artículo.
Edu
Gracias por la ruta que nos disteis el otro día, aprendimos muchísimo. No conocía los alimentos umami, ahora entiendo por qué me encanta la pizza y la pasta con parmesano, tomate y champiñones. Estais haciendo una labor fantástica
Umami
Umami, umamiii
Juli
Interesante artículo. A partir de ahora sustituiré la sal por champiñón y sitake.
Yo
Esto del umami es una chorrada. No os creáis estos cuentos chinos
Hali
La mejor cocina la japonesa y la italiana, las que mejor combinan lo umami.
Frank
Uso sal de setas desde hace un par de años y es genial para dar sabor a los platos y para la salud

Añadir nuevo comentario

Noticias relacionadas

¿Qué diferencia hay entre un hongo y una seta?
Mié, 01/15/2014

¿Sabías que el revuelto de hongos no existe porque los hongos ni se recolectan, ni se comen? Hoy damos respuesta a estos enigmas. ¿Qué diferencia hay entre un hongo y una seta?

Las setas son alimento de los dioses, inmortalidad, afrodisíacas y nexo sobrenatural para Egipto, Roma, Grecia y Edad Media
Dom, 06/15/2014

Alimento de los dioses, fuente de inmortalidad y nexo de unión con seres sobrenaturales. Las setas siempre han despertado misterio y temor.